El emprendedor y la innovación, todo lo necesario

El emprendedor y la innovación, son dos palabras que por separadas no representan nada, pero juntas forman una gran cadena de éxito, actualmente hemos estado platicando mucho sobre cómo emprender, y en esta ocasión te traemos un artículo con la clave del éxito en este ámbito.

EL EMPRENDEDOR Y LA INNOVACIÓN

El emprendedor y la innovación

Empezaremos definiendo lo que es un emprendedor, y la mejor forma de verlo es como una persona común y corriente, lo que marca la diferencia con el resto de personas de la sociedad es que esta decide dar un paso al frente, en vez de ser una persona empleada, decide crear empleos, dar la oportunidad a otros que trabajen y se ganen el sustento económico que aspiran.

El término emprendedor puede ser acuñado a una diversas situaciones sociales, un emprendedor puede ser aquel que en su puesto de trabajo implemente procedimientos que marquen un cambio, también aquel que decide revolucionar al crear su propio producto o empresa que funcione distinto al resto y tenga mejores resultados en ventas.

Así que habiendo aclarado esto podemos entender que, vamos a hablar del tipo de emprendedor que va más allá y decide destacar por ser innovar el mercado, se considera como innovador a todo aquel que dé un paso hacia el frente y decida concretar una iniciativa de negocios, pero que funcione de forma totalmente distinta (mejorando en muchos casos) a las empresas y negocios que ya existen.

Por lo que para considerar como innovador un emprendimiento, podemos tomar como base que estos mejoran la oferta que ya existe actualmente para hacer notar su marca, llegando incluso a ir más allá al no solo mejorar lo que ya existe, sino ofrecer más productos, así que un emprendedor innovador se destaca principalmente al no hacer un refrito igual a los negocios ya existentes.

Para poder comprender mejor esto pondremos el ejemplo con Netflix, todos recordamos que la forma legal de tener películas y series anteriormente era alquilarlas en centros especializados.

Pero la época digital trajo consigo esta plataforma que poco a poco fue adquiriendo las licencias de distintos shows para poder proyectarlos en streaming y cobrando una pequeña comisión mensual como membresía, no importa cómo lo veas es una innovación en cómo adquirimos entretenimiento actualmente.

Emprender no siempre es innovar

Esto puede que entre en conflicto con todo lo que explicamos anteriormente, sin embargo, tiene su lógica, verán, emprender por sí mismo es poner en marcha una nueva idea de negocio, pero si tu por ejemplo decides emprender una cadena de comida rápida, por ejemplo, y decides vender panes, ya tendrías competencia de otros negocios que ya existían anteriormente.

Claro ejemplo de esto serían negocios como Subway o Quiznosub, los cuales ya se especializan en la venta de panes, esto lo que significa en pocas palabras es que para innovar hay que ir más allá, no serás innovador por vender panes, pero si podrás innovar si cambias la forma en la que los vendes, por ejemplo, si nadie vende panes miniatura en forma de pinchos y tú lo haces, ya serías un innovador además de emprendedor.

Esto demuestra que el emprendedor y la innovación no siempre son lo mismo, pero siempre se relacionan de acuerdo a la forma en que se emprende, por lo tanto, lo más importante que debes entender de este punto es que más que ser un negociante o emprendedor, debes ser una persona creativa para poder ser una persona innovadora.

¿Ser innovador es inventar?

Ciertamente inventar algo es una innovación sin importar cómo lo mires, de hecho, dependiendo de cómo uses ambos términos podrías considerar que ambos son sinónimos, sin embargo, no necesitas inventar para innovar. Si quieres ser un emprendedor que innove, en muchas ocasiones lo que resulta ser innovador es la forma en que comercializas tu producto en el mercado.

Algo que debes tomar en cuenta es que comercializar no significa inventar algo, comercializar no es más que hacer un intercambio de productos y servicios por alguna compensación económica. Inventar algo es un poco riesgoso porque las probabilidades de éxito son iguales a las de fracasar, para poder inventar algo debes ser un gran conocedor del tema y más importante aún, debes saber comprar para vender.

EL EMPRENDEDOR Y LA INNOVACIÓN

Para que se entienda mejor esto de los inventos y la innovación daremos ejemplos perfectos, imagina por un momento que eres un escritor excelente, pero en vez de lucrar con tu obra te limitas a leérsela a tus hijos, pero un día un tercero escucha la premisa de tu historia, no solo eso, sino que le gusta tanto que te pide permiso para publicarla en una editorial y evidentemente te dará una parte de las regalías.

De esta forma se obtendrían ganancias por su parte (más de las que verás tu evidentemente), también por tu parte, y realmente podrías pensar que no es innovador porque escribir libros es algo que se hace desde hace muchos siglos atrás, sin embargo, sí es innovador y mucho, esto se debe a que el busco la forma de ofrecer un producto nuevo y tu tenías lo que el necesitaba, por lo que comerciar es innovador.

Si piensas que sigue siendo poco innovador porque tu no inventaste la escritura de libros, aquí te va un ejemplo, imagina que quieres sorprender a tu novia porque llevan 2 años de relación y sientes que deseas esforzarte, sin embargo, siempre hacen lo mismo, ir al cine, ir a un restaurante, visitar tiendas de centros comerciales y viven en rutina.

Para cambiar esto le propones un viaje, pero algo simple como la playa o el río, le propones visitar un sitio exótico para poder avivar aún más la llama de la relación, por lo tanto, la llevas a las cataratas de Iguazú en Argentina, ciertamente no es innovador porque tu no inventaste el turismo, pero es innovador porque es un sitio que se puede visitar y organizaste los recursos económicos que tenías para poder realizar dicho viaje.

EL EMPRENDEDOR Y LA INNOVACIÓN

Definición de emprendedor innovador

Habiendo definido todo este tipo de temas y haberte dado ejemplos tan interesantes, te preguntaras donde quedan el emprendedor y la innovación, pues debemos ver con atención al detalle ambos conceptos y ver cómo se relacionan los unos con los otros, pues, aunque pueda parecer que no tienen relación, hay pequeños tecnicismos que pueden ayudarte a ser un emprendedor innovador.

Un emprendedor innovador es todo aquel que cuando empieza un negocio, brinda a todos sus clientes una experiencia de negocios totalmente nueva que revoluciona el mercado, y esta experiencia puede lograrse bien sea brindando un producto nuevo al mercado, o por la forma en que se puede acceder al producto.

Características de el emprendedor y la innovación

Ahora ya explicados de la mejor forma posible estos conceptos, desde el que es, hasta algunos pequeños tecnicismos, te vamos a compartir algunas características que tienen todos aquellos emprendedores que además de tener iniciativa en los negocios, también tienen la característica de que innovan, y para eso solo tienes que visualizar la siguiente lista y ver si te logras identificar con alguna de ellas:

Preguntan y están insatisfechos

Hay que diferenciar entre criticar porque sí, y estar insatisfecho por cosas que realmente pueden ser mejoradas, en este caso cuando hablamos de innovar, se trata de cuando una persona quiere cambiar un producto en específico debido a que tiene algunas áreas de mejora, al notarlas y ver que nadie hace nada incluso cuando se le hace saber, suele estar insatisfecho y por eso decide que hay que innovar.

Por eso cuando veas a una persona que haga muchas preguntas sobre un tema, o sobre el funcionamiento o procedimiento de una empresa, puedes entender que no estás ante una persona conformista sino ante alguien que siempre está pensando en mejoras, y muchas veces estos emprendedores suelen hacer sugerencias operativas, o sugerencias estéticas y de forma que mejorarían enormemente el funcionamiento de algo si se les presta atención.

EL EMPRENDEDOR Y LA INNOVACIÓN

Ven más allá de lo obvio

Una persona común puede ser emprendedora, sin embargo, un innovador es alguien que va más allá, como se dice comúnmente en muchas empresas “es alguien que tiene un plus”, ese plus va más allá de ver los resultados bien sean deficientes o eficientes, una persona innovadora es aquella que ve con ojo de águila y detalla cada uno de los procesos de su negocio, busca cual puede ser el área de mejora y procede a actuar.

Un innovador es una persona que aplica bien ese plus, veras, no se centra en lo obvio, sino que además observa, analiza y detalla porque las cosas se comportan en la forma que lo hacen, se podría decir que estudian conductas y patrones, incluso llegan a realizar distintos escenarios posibles y someten los procesos actuales a una comparación a ver si son los mejores, por lo que estas personas pueden llegar a niveles de éxito que los otros ni siquiera podrían soñar con tener.

Ensayo y error ¡Vuelven a probar!

Esta es la característica que más resalta en el emprendedor y la innovación, estos sujetos son personas que no se conforman, no solo se limitan a observar y comunicar las fallas, se encargan también de realizar el debido trabajo investigativo y de demostrar la necesidad que hay de cambiar al encargado de turno, por lo que pueden encontrar soluciones que otros no podrían.

Al llevar las soluciones planteadas a la práctica, se puede analizar si la solución es viable o no, incluso se pueden hacer predicciones sobre si los resultados serán tal cual como se esperan, si funcionaran de forma total o parcial, incluso si funcionaran a medida que se empiecen aplicar, y todo a través del ensayo y el error.

¿Entendiste qué es realmente un emprendedor innovador?

Después de haber leído todo esto, seguro entiendes ahora la diferencia entre el emprendedor y la innovación, y de ser el caso podrías aprovechar y adoptar algunas de estas características, si bien es cierto que no debería cambiar quien eres, si podrías mejorar y una persona innovadora siempre está consciente de eso.

Para ser emprendedor no necesitas innovar, de hecho, es inteligente seguir el famoso refrán de “si no está dañado no lo arregles”, pero el innovar hará que más clientes se fijen en ti y, por lo tanto, harán crecer aún más tu negocio y llevarán tu emprendimiento a convertirse en un éxito arrollador. Con base a todo esto, te listamos una pequeña lista de cosas que deberías hacer:

  1. Tomate un momento para analizar tu idea de negocio o si ya tienes un negocio, detalla con cuidado el mismo y su funcionamiento, siempre mírate con ojo crítico y piensa cómo mejorar de forma objetiva, recuerda que hay una diferencia entre ser conformista y estar satisfecho.
  2. Es válido que te tomes el tiempo necesario para crear propuestas, incluso para comercializarlas.
  3. Ten siempre la voluntad de crear experimentar e innovar, no tengas miedo de fallar, el mayor fallo que puedes cometer es no intentar, si te equivocas entiende que de los errores se aprende.

Es válido que estés satisfecho con lo que tienes, pero el no innovar es un error que limita de los emprendimientos que fracasan, y los emprendimientos que cada vez suben más de nivel. El emprendedor y la innovación no son términos que vayan ligados, pero si están relacionados, por lo tanto, entrar en una zona de confort en la cual no te atrevas a ir más allá, y creas que estás bien incluso cuando es obvio que puedes estar mejor, recuerda que todo cambia.

Si todo cambia, las tendencias cambian, y tu público objetivo cambia, siempre tienes que mantenerte innovando, de otra forma perderás el público que tienes por el nacimiento de otros emprendimientos, incluso podrías llegar a caer en la quiebra por la tendencia errónea de que te las sabes todas, es mejor que mejores por algo que puedes controlar tu y así crezcas, a que un factor ajeno a ti te obligue a cambiar de golpe.

Tanto si ves que estás en la cima del éxito, como que tu negocio se está cayendo a pedazos, siempre da lo mejor de ti, esfuérzate por hacer la mejor oferta, siempre da más a tus clientes, siempre esfuérzate en mejorar y mantente ofreciendo lo mejor, no se trata de motivarte diciendo que todo es posible, se trata de que entiendas que en un mundo que se encuentra en constante cambio, si te mantienes estático perderás.

La innovación

El emprendedor y la innovación han sido los pilares de este artículo, te hemos dado toda clase de consejos y ejemplos, también te recomendamos hacer un plan de contingencia de una empresa para tu emprendimiento, conviene siempre tener un plan de respaldo por si acaso te las ves mal, o si entras en una pequeña crisis en tu emprendimiento, también te daremos un último consejo que te sacará las patas del barro.

Piensa siempre ¿Qué pasaría si?

No importa si eres un emprendedor creativo o no, cuando te haces este tipo de preguntas estas poniendo tu mente a volar, ese solo puede terminar de una forma, y es muy bien, todas las personas que plantean esta idea en sus pensamientos están estudiando cómo mejorar su emprendimiento o mejor aún, cómo innovar en el mercado de forma efectiva para tener grandes recompensas, además de que podrías obtener renombre por esto.

También está atento a tu alrededor y a tu día a día, no tienes idea de la cantidad de cosas que te pasan a diario y no les tomas atención, pero podrían beneficiarte enormemente si las aprovechas, de los imprevistos puede que te topes con oro puro, con una idea revolucionaria de verdad, incluso puede que conozcas a una persona que decida invertir en tu idea porque ve el potencial de la misma.

Las posibilidades son muchas “¿Qué pasaría sí?” Es una pregunta que, si o si te llevara hacia adelante, incluso si no quieres, este tipo de preguntaras te hará experimentar si o si, te obligará incluso a realizar cambios que pueden ser beneficiosos para tu negocio, no tengas miedo de preguntar estas cosas, ten miedo de no cambiar y, por ende, eventualmente perder todo lo que con sacrificio construiste por tener miedo de innovar.

Esta imagen de arriba es un recordatorio perfecto del porque tienes que innovar, y es mejor que sea por voluntad propia a que sea por un factor externo, en el primer caso tienes la posibilidad de escoger cómo hacerlo, en el segundo si no te adaptas pierdes, invertir en el mundo de lo digital se perfila como la opción a seguir en un futuro inmediato.

Pero más allá de eso, la imagen es la ejemplificación perfecta de porque te decimos qué debes cambiar, mantenerte en constante cambio y evolución, muchas empresas se han ido a la quiebra por no haber tomado medidas correctas para una pandemia, que ciertamente podría verse conspiranoico tener un plan de contingencia en estos casos, pero significa una barrera entre seguir existiendo o irse a la quiebra.

Más allá de si el emprendedor y la innovación son lo mismo o no, si deseas que tu negocio sea rentable en el tiempo y esté protegido ante estas posibles contingencias, o si quieres estar sujeto a la buena fe del destino, esperamos que este artículo haya sido de tu agrado y si es así, te invitamos a que sigas leyendo.

Deja un comentario